Eduardo Bechara,”cazando poetas” por Suramérica

Eduardo Bechara - Escritor colombiano

La poesía en América del Sur es muy dinámica. El proyecto “En Busca de Poetas” se gestó como un canal que ayudaría a visibilizar este género, y nos hemos encontrado con que la poesía está más viva y más vital que nunca, que hay muchas personas escribiendo poesía de muy buena calidad y que aparte de ello transita rutas que ella misma ha ido construyendo a través del Internet con los blogs y el Facebook.

 

  • Eduardo Bechara Navratilova
  • 1972. Bogotá. Colombia
  • Escritor: “Mi razón de vida es escribir. No me sirve rasguñar el tiempo para escribir por los bordes”
  • Ha recorrido Suramérica buscando poetas inéditos
  • Pronto editará la primera antología de poetas de la Patagonia
  • Su novela más reciente es “El juego de María”

Eduardo Bechara ha hecho de “caza poetas” por Suramérica.

Sí, en un proyecto muy ambicioso llamado En busca de poetas, que de ser tan extenso se ha vuelto una especie de Frankenstein, un monstruo que se volteó en mi contra y ahora me quiere sacar los ojos…

En tres años he zigzagueado la Patagonia, escalado Chile de sur al centro, realizado la búsqueda en el centro de Argentina, la provincia de Buenos Aires, Buenos Aires Capital, Uruguay y Entre Ríos, Argentina. Pronto estaré viajando a Paraguay a seguir con la travesía que me llevará unos tres años más hasta terminar en Caracas, Venezuela. Este año sacaremos también la primera antología de poesía del proyecto, particularmente de Patagonia argentina, lo que me tiene muy contento.

 

¿Qué te ha llevado a viajar por toda Suramérica en busca de poetas? 

La falta de reconocimiento que se le da al arte y al artista en este continente, particularmente al poeta, que en muchos casos es visto como un pobre diablo, o más aún, como una amenaza a la sociedad por ser librepensador y tener una visión sobre el mundo y la vida que se aparta de los convencionalismos sociales.

¿Cómo está la salud poética de Suramérica? ¿Promete?

La poesía en América del Sur es muy dinámica. El proyecto se gestó como un canal que ayudaría a visibilizar de una mayor manera este género, y nos hemos encontrado con que la poesía está más vivá y más vital que nunca, que hay muchas personas escribiendo poesía de muy buena calidad y que aparte de ello transita rutas que ella misma ha ido construyendo a través del Internet con los blogs y el Facebook. Estos canales le permiten a la poesía sobrepasar fronteras y ser leída más allá de los confines del territorio del poeta.

Había un premio, ¿verdad? ¿Quién lo ha ganado?

Lo hay, por USD 1.000.oo al mejor poema inédito. Inicialmente el proyecto se planteó para ser un viaje desde Ushuaia, Argentina, el punto más austral de América del Sur, hasta el Cabo de la Vela en Colombia, el punto más al norte, pasando por pueblos y ciudades de cinco (5) países, y con una duración de un año. El proyecto se extendió a los nueve (9) países de habla hispana debido a la muy buena acogida que tuvo entre los poetas, la prensa y el público en general. El premio inicialmente estaba establecido para esa única antología que saldría. Ahora saldrán varias antologías por países y regiones. Vamos a ver si podemos contar con los patrocinios necesarios para que se premie al mejor poema de algún inédito de cada una de esas antologías.

  • Eduardo Bechara tiene el proyecto de sacar a la luz poetas inéditos y fomentar la lectura y conocimiento de la poesía en Latinoamérica, un género que es poco difundido en la actualidad.
  • Sitio web de “Busca de Poetas”
  • ¿Le gustaría patrocinar este proyecto? contacte a Eduardo

¿Qué te dicen cuando presentas el proyecto a posibles patrocinadores?

A la gente y a los posibles patrocinadores les gusta mucho el proyecto. Algunos incluso quedan impresionados porque algo así sea posible. En todo caso es difícil conseguir patrocinio y además es una tarea a la que hay que dedicarle mucho tiempo.

¿Cuál es el papel social de los poetas en Latinoamérica?

El poeta se sirve de la poesía para expresar su punto de vista, criticar a una sociedad pasiva e intentar forzar un cambio (a través de las palabras), hacia una sociedad más incluyente, más equitativa e igualitaria. En esta medida, se puede decir que es un vehículo que acompaña los grandes cambios políticos. En las dictaduras de derecha en Argentina, Chile, Uruguay y Brasil, servía como medio para expresar su desacuerdo y levantar un grito de libertad contra la tiranía de extrema derecha, así como para los poetas Samizdat (autopublicados en los países de la Cortina de Hierro), servía para expresar su desacuerdo y levantar un grito contra la tiranía de la izquierda. Esto muestra que la poesía se levanta en contra de las tiranías, jamás a favor de ellas. La poesía panfletaria no es más que un panfleto más.

¿A Colombia le falta o le sobra literatura?

Ni le falta ni le sobra. Como el resto de países de Latinoamérica su literatura está en formación. Hay muchos y muy buenos autores intentando explorar sus propios caminos. Todos son válidos y hacen aportes a la literatura del país.

¿Cómo has visto a Colombia desde el resto de Suramérica? ¿qué reflexiones has tenido al ver la realidad colombiana desde la distancia?

Que todos los países de América del Sur están hermanados en conflictos y situaciones sociales de pobreza, desigualdad, inequidad y sobre todo en un flagelo que nos golpea con su máxima potencia: la corrupción, un cáncer del que ningún país latinoamericano se salva, y que es responsable en gran medida de los muchos otros problemas que tenemos.

En general, ¿qué te dijo la gente sobre Colombia? ¿Cuál es la percepción actual de Colombia en Suramérica?

Colombia es vista con muy buena cara. Un país muy colorido de gente cálida, ingeniosa, artística, con una literatura de alta calidad, una buena selección de fútbol y un gran folclor. En términos económicos también es vista con buenos ojos, al haber tenido una de las economías más dinámicas y de mayor crecimiento en los últimos años. En términos políticos, todo mundo está expectante a lo que puedan traer las negociaciones de paz con las FARC.

¿Cuántos libros has escrito?

Publicados cinco. Tres novelas. “La novia del torero”, 2002, “Unos duermen, otros no”, 2006, “El juego de María” 2015, un libro de poemas: “Poemas a una ciudad, un insecto y una mujer”, 2010 y un libro de crónicas: “Mendigo por un día” 2012.

He escrito muchos otros en los que llevo trabajando varios años e iré publicando en los años venideros.

El Juego de María - libro d eEduardo Bechara

¿Cuál es tu último libro y dónde se puede leer algún comentario sobre él?

“El juego de María”. La novela narra la historia de una adolescente, María Costa, la capitana del equipo de voleibol juvenil de Bogotá, quien es la más opcionada para ganarse una beca e irse a estudiar literatura a una universidad de los Estados Unidos. Se lesiona el tobillo y no puede jugar la final. La beca termina en manos de su ex mejor amiga, Josefina Gallo, quien es ahora la novia de su ex novio. Este acontecimiento marcará un vuelco total en la vida de la protagonista. La novela trata el tema de lo circunstancial que es la vida. Se enmarca en el género de literatura juvenil en el que María irá haciendo descubrimientos sociales, sexuales y políticos que irán marcando su forma de ver en mundo. La novela tiene la particularidad además de que juega con el orden cronológico de la narración al estar escrita por puntos. Cuando María gana un punto ella cuenta la historia en primera persona, cuando pierde uno hay un narrador en tercera persona.

Entre otras, salió una nota en el diario “El tiempo” de Colombia. Se puede leer por Internet. Acá está el link: comentario al libro El Juego de María

Tu padre es de origen libanés y tu madre es checa ¿Cómo ha sido para ti gestionar estas herencias diversas en un país como Colombia? 

Al principio de la vida me costó mucho trabajo. A mis hermanos también. Nuestros padres nos enseñaron a mirar el mundo y a la sociedad de una forma diferente y siempre con sentido crítico. Nuestras influencias eran muy diferentes a las de nuestros compañeros en el colegio, de forma que desde muy niños nos dimos cuenta que no encajábamos. Éramos lo que se llama en inglés unos “misfits”, personas que no encajan. No éramos ni de aquí ni de allá. Ni libaneses, ni checos, ni tampoco enteramente colombianos.

Con el tiempo es algo que empiezas a manejar a tu favor. Te das cuenta que esa mirada crítica y diferente sobre la sociedad puede llevarte a caracterizarla desde un punto de vista muy particular. Y con el tiempo te das cuenta también, que no es que no seas de ningún lado sino que eres de todos. Un poco libanés, un poco checo y muy colombiano, en vista de que nací, crecí y viví muchos años en Colombia y eso moldeó mi personalidad.

Pasa lo mismo cuando viajas. Te vas volviendo ciudadano del país que habitas, así siguas siendo de tu propio país. Es algo maravilloso, ya que te deja ver la vida desde distintas perspectivas. Es lo que algunas personas llaman “tener mundo”.

 

1 Comment

Deja un comentario